¿Qué es escholarum?
Directorio
Para coolaboradores
Número actual
Números anteriores
Buscador
Enlaces
logo uag

De locuciones y fantasmas

Por: MERLIM

No creo en fantasmas, no creo en fantasmasssss.... esto me encontró diciendo el ser extraño que se presentó en la sala de mi casa cuando el arrullo del televisor comenzaba a dominarme. Emergido de un libro de locuciones latinas y extranjeras, aquel ente mezclaba el idioma español con una serie de expresiones poco habituales, que después de algún tiempo pude investigar para lograr una comunicación fluida. Con el propósito de evitar molestias a mis lectores, dichas expresiones se encuentran con traducción entre paréntesis, pues de esta manera entenderán el vocabulario in extenso (por entero).
De manera repentina y acompañado de los ropajes y los olores del Medioevo el fantasma pronunció sus primeras palabras después de siglos sumergido en el silencio de las bibliotecas: "Gaudeamus igitur, juvenes dum sumus" (Alegrémonos, pues, mientras somos jóvenes). El miedo original que sentí hacia él se transformó en risa, pues aquel que cantaba "mientras somos jóvenes" llevaba en cada pliegue de la piel diez pliegues más hasta formar un abanico de arrugas.
-¡O tempora! ¡O mores! ( ¡Oh tiempos! ¡Oh costumbres!).... ¿Qué provoca tal hilaridad? - se dirigió a mi con esta pregunta, pero yo estaba sosteniendo el aire para no reír y sólo me encogí de hombros. Entonces comenzó nuevamente con su perorata -taedium vitae (aburrimiento de la vida), he estado encerrado en las tragedias de Sófocles durante un siglo, en la Divina Comedia acompañado de Dante Alighieri durante otro; cuando logré salir de ahí quedé atrapado entre las letras de un tal Shakespeare conviviendo con los señores Hamlet y Macbeth y el resto de mi joven existencia viví en un libro de locuciones latinas y extranjeras pero acta est fabula (la comedia ha concluido)..... Dei gratia (gracias a Dios) estoy de regreso.
Cuando mencionó el libro de locuciones recordé que antes de comenzar con todo esto me encontraba tranquilamente viendo el televisor cuando entre el desorden del montón de libros de mi hermano menor descubrí uno amarillento que me llamó la atención. Estaba completamente escrito a mano y al tratar de descifrar los símbolos extraños caí en el sopor y culpé a la caja electrónica; fue entonces cuando apareció el fantasma con todo el espectáculo ya mencionado.
fantasma-¿Nos habíamos visto en otra ocasión?- preguntó acercándose sigilosamente a mi, pero antes de que pudiese articular algún fonema comenzó nuevamente con su monólogo -Sí , tuve que conocerte antes; nil novi sub sole (Nada nuevo bajo el sol), por eso te saludo de nueva cuenta.... - Interrumpió la frase porque el televisor llamó su atención y haciendo uso de su mala educación lo apagó en lo emocionante de la película.
Fugit irreparabile tempus (huye el irreparable tiempo), carpe diem (aprovecha el día presente), nada de TV. Me sorprendió que supiera sobre aparatos electrónicos modernos, contrastando con su apariencia de hombre ancestral. -Aquila non capit muscas (el águila no caza moscas)- dijo mientras señalaba la caja electrónica.
Podríamos decir que mi fantasma estaba actuando bona fide (de buena fe) como él mismo aseguró, pues sólo quería que abandonase un momento los entretenimientos mundanos y aprendiera aquel lenguaje híbrido comme il faut (como es debido).
-Audaces fortuna luvat (la fortuna ayuda a los audaces)- concluyó con el discurso pronunciado para convencerme de sus intenciones académicas.
Cuando al fin atiné a preguntarle su nombre, me dijo que ni él mismo lo conocía y que sólo se autodenominaba amicus humani generis (amigo del género humano). Había decidido presentarse en nuestra época de motu proprio (por propia iniciativa) y así mientras charlábamos de vita et moribus (sobre la vida y las costumbres), tuve la oportunidad de aprender las locuciones latinas y extranjeras que aparecen en el escrito.
El fantasma se marchó nuevamente escondiéndose entre las páginas del libro amarillento con un aeternum vale (adiós para siempre) y mascullando otras frases como las siguientes: Verba volant , scripta manent (las palabras vuelan, lo escrito permanece); alea jacta est (la suerte está echada); mens sana in corpore sano (mente sana, en cuerpo sano); veni, vidi, vinci (vine, vi, vencí); bla, bla, bla, bla....


Imágenes:
http://www.tampicocultural.com.mx/artman/uploads/libros1.jpg
http://www.agencianova.com/data/fotos2/48406_divorcio.jpg


 

División de Apoyo para el Aprendizaje
Derechos Reservados (C). 2008. Esta obra y las características de
la misma, son propiedad de la Universidad Autónoma de Guadalajara A.C.
Av. Patria # 1201 Col. Lomas del Valle C.P. 44100 Guadalajara, Jalisco.

DAPA. UAG uag