Todos los monumentos existentes ponen de manifiesto el grado de cultura de los egipcios y su maravillosa creación artística: Arquitectura, escultura, pintura, etc. Desgraciadamente no existió escritura musical, y por ello no ha sido posible saber cómo era, en realidad la música de este misterioso país.

Se sabe que los cantos, la danza y la música egipcia eran de gran belleza. La música egipcia era esencialmente mística y que además había manifestaciones orgiásticas para celebrar los grandes triunfos militares de conquista. Hubo manifestaciones de carácter lírico, es decir, expresiones de motivos personales.

Su música en un principio fue pentafónica, pero después se tornó eptáfono; los siete sonidos de la escala estaban dedicados, cada uno a cada planeta del sistema solar. El aspecto de la música de ese país, tenía parecido a la de los países SEMÍTICOS: Caldea y Judea.

Sin confirmación, el canto y la danza iban siempre unidos y que los instrumentos eran complementarios, es decir, que servían para acompañar las melodías. Es casi seguro, que la música egipcia, como toda la de la antigüedad era monódica y que algunas veces se empleó la octava.


Los Egipcios fueron los inventores de los dos instrumentos de cuerda básicos: El Harpa y el Laúd. El Harpa no tuvo caja de resonancia pero posteriormente se le agregó una caja sonora parecida a las actuales. El Laúd fue utilizado en los servicios religiosos. Utilizaron instrumentos de percusión: Tambores para la guerra, instrumentos de aliento: Flautas rectas y traverseras con 4 orificios. Instrumentos de metal: Trompetas y el más popular llamado el SISTRO. Especie de pandereta o sonaja. Era un aro con alambres traverseros en los cuales se colocaban pequeños platillos; en instrumento se agitaba mediante un mango.

NOTA: Se escribe harpa con h, para designar este instrumento en la antigüedad, pues los Talines escribían de esa manera. Actualmente la h se suprime con más frecuencia.

 

Música de Egipto
Egip-Nile

Página Principal
inicio página