El suelo es una mezcla de tierra, agua, gases, materia orgánica en descomposición, microorganismos, etc. Es el producto de acciones destructoras. de carácter fisicoquímico sobre las rocas. Además de la configuración mineral, contiene materia orgánica. El humus que se forma en las capas u horizontes superiores del suelo, lo enriquece y constituye un ambiente favorable para una enorme gama de formas vivientes.

 

Entre los factores que afectan la formación del suelo se encuentran los siguientes:

  1. Clima
  2. Tiempo
  3. Relieve
  4. Descomposición
  5. Roca madre
La descomposición de materia orgánica es importante en la formación del suelo, ya que enriquece la tierra y es hábitat de numerosas especies que contribuyen junto con otros factores en la generación del suelo.

El clima, destaca ya que por ejemplo, las lluvias destacan ya que lixivian las capas superficiales co9nforme las van infiltrando, lo que ocasiona que tenga una escasa fertilidad. Cuando las lluvias son escasas, las sales se concentran en la superficie, lo cual tampoco favorece la fertilidad.

El viento es un elemento de clima de carácter termidinámico que también participa en la formación del suelo, ya que es un agente físico que fracciona las rocas del relieve.

Existen distintos tipos de suelo que están situados en diversas regiones del mundo:

Suelos podsólicos: Se distribuyen en zonas de climas fríos y húmedos.
Suelos lateríticos: Son negros, grises, obscuros y latosoles. Se localizan en zonas de clima templado cálido a tropical (zonas ecuatoriales).
Suelos Chernozem: Pardos rojizos o rojizos. Corresponden a zonas templadas subhúmedas, húmedas y semiáridas.
Suelos grises y rojos: Son propios de áreas desérticas.
Suelos de tundras: Se extienden en las áreas de clima subpolar.

Para conocer las características de un suelo, debe estudiarse su perfil analítico. Se llama así a la exposición vertical de los horizontes de un suelo individual. A su vez, Horizonte es una capa de suelo que difiere de los demás por su composición química, su color y su textura, entre otras características.

Los horizontes de un perfil del suelo son de manera general las siguientes:

Horizonte A: Capa superficial con acumulación de humus. Se presenta la circulación vertical del agua que retira algunos materiales.
Horizonte B: Llamado horizonte de iluviación, que significa que acumula los materiales provenientes del horizonte A.
Horizonte C: Es un horizonte con suelo en formación. La mayor parte de esta capa son rocas y minerales.
Horizonte D: Es el llamado material parietal o roca madre fresca.
Horizonte G: Son las aguas subterráneas

Inicio

Pág. Principal