La diversidad biológica o biodiversidad Se define como la variedad de formas de vida que existen en la tierra. Esta diversidad incluye distintos aspectos.
La diversidad genética Es la variedad de información genética o genes que está presente en una comunidad. Esto incluye la información genotípica que es la constitución genética o hereditaria de un organismo. Además la información fenotípica, que se refiere a la suma total de las estructuras observables y las propiedades funcionales de un organismo.

 

 

La diversidad genética es muy evidente en el ser humano, ya que la variedad de formas fenotípicas es infinita.

La diversidad específica Se refiere a la variedad de géneros, especies, subespecies, variedades, formas, razas, etc. que existen en la tierra.

 

El número de especies conocidas en al actualidad es de aproximadamente unos dos millones, sin embargo, aún existen discusiones a cerca de cuál es el número real de especies existentes. Los cálculos conservadores sostienen que la relación varía entre 4 y 5 millones, mientras que los más optimistas considera que el número puede elevarse a más de 100 millones de especies distintas.

Número aproximado de especies conocidas en la actualidad

Bacterias 4,760 especies
Hongos 46,983 especies
Algas 26,900 especies
Musgos y Helechos 17,000 especies
Platas superiores 250, 750 especies
Protozarios 30,800 especies
Medusas, esponjas y corales 13,000 especies
Lombrices y gusanos 24,000 especies
Crustáceos 38,000 especies
Insectos 751,000 especies
Peces 25,000 especies
Anfibios 4,184 especies
Repitles 6,300 especies
Aves 9,198 especies
Mamíferos 4,170 especies

 

La diversidad ecológica Se refiere a la variedad de hábitats, biomas y procesos ecológicos en la biosfera.

 

Se ha postulado que la diversidad de especies se debe a:

Tamaño de la comunidad: se ha identificado que a mayor tamaño, mayor diversidad.
Edad de la comunidad: Las comunidades más antiguas han tenido más tiempo de evolucionar y llenar sus espacios.
Complejidad del hábitat: Amayor complejidad, mayor posibilidad de albergar más especies.
Estabilidad climática: Los sitos estables tienden a tener más recursos.
Competencia intraespecífica: A mayor competencia, mayor diversidad y mayor especialización.
Equidad: Los recursos ampliamente distribuidos, no concentrados, tienden a ser más diversos.
Productividad: La productividad implica alimento y ésta, diversidad.
Depredación: Los sitios con baja depredación tienden a ser bajos en diversidad.

 

Diversidad Biológica en México

México pertenece a la región geográfica de América Latina y el Caribe, la cual posee un vasto potencial de recursos naturales; diversidad de bosques y especies de fauna y flora, así como altos índices de endemismo (característica especial de los seres vivos que los ubica como originarios de una zona específica que representa su hábitat exclusivo, ya que no se encuentra en ningún otro lugar de la biosfera), además de recursos energéticos; a la vez, la región representa un dinámico patrón de crecimiento y también algunos problemas de protección ambiental.

Cada comunidad no es igual a otra en diversidad de especies. La diversidad de una comunidad se mide en riqueza y abundancia relativa de especies.

La riqueza es el número de especies que se encuentra en un área particular. La abundancia relativa es el número total de individuos comparado con el total de individuos de todas las especies.

Inicio

Pág. Principal